Desayuno con lágrimas

La semana pasada mi hermana me dijo “¿a ti te gusta que te inviten a desayunar verdad?”  Claro, me encanta el olor del pan tostado, la mantequilla derretida y aunque no sea muy cafetera el olor del café matutino no solo me despierta el hambre sino que me abraza para que empiece con fuerza mi día.

Seño (maestra) fíjese que queríamos saber como contactarla y saber dónde vive.  Me preguntaron los señores (una pareja) que presta servicio de bus escolar.

¿Necesitan algo? – es que queremos venir a platicar con usted.

El sábado por la mañana yo vengo a la asociación y platicamos – respondí.

¿Está bien si venimos a las siete? – me dijo la señora Sandra.

Sí, entre más temprano mejor ya que tengo que aprovechar la mañana – le dije.

Pasé toda la semana con la inquietud ¿qué querrán estas personas? ¿hubo algún problema con los niños en el bus? ¿necesitan ayuda en algo? ¿me van a proponer un negocio?

El viernes por la mañana cuando vinieron a dejar a los niños al centro me dicen ¿a las 7 está bien para desayunar? Es que queremos invitarla.

¡Ah sí! le dije yo extrañada.  Pensando ¿por qué me quieren invitar?

Como no tenemos timbre, tengo que “atalayar” a las personas, y estar saliendo frecuentemente a ver al portón si alguien vienen y necesita que le abra la puerta.

A las 6:55am salí a la puerta para ver si estaban.  No había nadie.

A las 7:01 “ahí salió la seño” – escuché la voz de doña Sandra.

Aparecieron ella y su esposo con una sonrisa y una canasta plástica azul de picnic.  Se me hizo un nudo en la garganta “venimos a desayunar con usted”.

En el centro todo es tamaño para niños, mesas, sillas, estanterías, etc.

“Pero acá todo es pequeño”  – les dije con un poco de pena.

“No se preocupe seño, usted relájese y déjese atender” – dijo doña Sandra con una gran alegría.

Sacó un mantel rojo de lino, tenía un calado cuadrado que lo hacía ver elegante, el mantel casi rozó el suelo por lo pequeño de la mesa.  Su esposo se acomodó en una de las sillitas y los dos empezaron a sacar trastos de vidrio decorados con florecitas y tapaderas rojas.  Un trasto con frijolitos negros colados, otro trastos con huevos revueltos con salchicha, otro trasto con plátanos fritos en rodajas, otro trasto con crema de leche, otro trasto con azúcar, un termo grande de café, un trasto redondo grande con pan francés y hojadras, otro trasto pequeño con leche, platos de vidrio de color café, 3 pocillos color naranja, cucharitas, servilletas de papel y tenedores.

Mientas todos esos recipientes de salían de la canasta yo me apretaba los ojos para no llorar y tratar de mostrarme tranquila y disfrutar.

Seño hubiéramos querido invitarla a desayunar en un restaurante pero esto es lo que tenemos.  Queríamos darle las gracias por su apoyo, porque usted ha sido una respuesta a nuestras oraciones – dijo doña Sandra con los ojos llenos de lágrimas.

Mis ojos me traicionaron y brotaron aguas saladas de ellos.  Doña Sandra y su esposo me contaron sobre su familia, su vida, sus luchas y como empezó el proyectito del bus escolar.

La lluvia se arreciaba en mi ojos, en mi cara … yo era la que estaba agradecida, yo era la que tenía que servirles un desayuno y darles las gracias por ser tan cálidos y tan humanos.

Tres horas duró el desayuno, hablamos como viejos amigos, como si nos supiéramos la vida y hubiésemos compartido las penas juntos.

Gracias a Dios por enviar gente así para mostrarme tu amor y cuidado.

Gracias a doña Sandra y su esposo por contarme su historia y sin saberlo dejarme ser parte de ella.

Gracias Dios por este desayuno con lágrimas.

 

4 comentarios en “Desayuno con lágrimas

  1. Jose Marti dijo:

    Desde España, alguien que te aprecia y valora agradece de vidas como la tuya pues coincido con Dna. Sandra y su Esposo, no importa donde uno esta, si no la seguridad de quien soy conforme Dios me creo, Lo que el me ha dado ( incluye los pequenos, pero hermosos detalles) sin importar el estar en Rusia,Korea,España, (por cierto hay una paella esperándote) Guatemala, o donde Dios desee, seguirás siendo luz para las 237 Naciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s