La profe LATINA de ELE

el chalé vrs. la casa

¡qué wai! vrs. ¡qué bacán! ¡qué chilero! ¡es una pasada!

el ordenador vrs. la computadora

la goma vrs. el borrador

vosotros vrs. ustedes

(Advierto, esto no es una confrontación, es un espacio de reflexión.  No deseo herir ni culpar a nadie)

No lo voy a negar, estoy que reviento.  Estoy cansada de oír la misma (pinche) cantaleta por más de 15 años.  Cada vez que la oigo me sorprende que a pesar del correr del tiempo y llevárnoslas de ser profesionales globales, de mente abierta y trabajar en el extranjero, simples sustantivos, lenguaje coloquial y expresiones vanas nos separen tanto.

No soy lingüista ni filologa, esta oruga simplemente es maestra de preescolar con  un tanatal de años enseñando español como lengua extranjera a gente de muchas partes del mundo, de diferentes edades, estratos sociales y exigencias distintas; unos por terapia y viajes, otros por placer, algunos por curiosidad, la mayoría por estudio y unos pocos por trabajo.

Desde el principio cuando se me otorgó la oportunidad de enseñarlo me propuse hacerlo sin bandera, más que la de la Ñ.   Intenté enseñar un idioma (una lengua) “estándar”, en mi mente ilusa creía que era posible dignificar la enseñanza del español (que tan golpeada está si la comparamos con la imagen que la gente tiene con una clase de inglés o francés, de estas nunca se quejan del precio, en cambio la clase de español aunque la regales es cara) y hacer mis clases con mucha calidad. Mis estudiantes se enteran de mi nacionalidad porque es obvio que quieran saberlo, pero no hago de eso un estandarte para fijar en sus mentes que el “español” usando en mi lugar de origen es el mejor, el único y el meramente correcto.

¡Señores y señoras! No seamos altaneros ni arrogantes, ya que ninguno gana con eso, solo el español como lengua sale perdiendo. En este asunto del ELE (enseñanza del español como lengua extranjera) y de la prueba del DELE (diploma de español como lengua extranjera) NO HAY VERDADES ABSOLUTAS. Que los latinos en general tienen pésima otrografía SÍ lo acepto, lastimosamente nuestros sistemas de educación no son eficientes pero eso no significa que no tengamos parte en este chonguengue. También tenemos algunos que han jugado en las grandes ligas y han recorrido el mundo; Gabriela Mistral, Isabel Allende, Mario Vargas Llosa, Gabriel García Marquez, Julio Cortázar, Miguel Angel Asturias, Jorge Luis Borges, Juan Rulfo, Octavio Paz, Pablo Neruda, Ruben Darío, Rómulo Gallegos, Mario Benedetti, Ernesto Sábato y así muchos otros que yo desconozco.

El idioma es algo VIVO, se transforma y adapta a la cultura de la época en la se vive. No puedo prender que porque soy guatemalteca “ishchoco (niño de forma coloquial), chilacayote (calabaza), camioneta (autobús), patoja (mujer joven), tenis (zapato deportivo), pantalones de lona (jeans), puchica (expresión que sustituye al puta pero de una forma más elegante), shuco (sucio)  y un agua (soda)” sea lo que mis estudiantes deban y/o tengan que aprender porque mi nacionalidad y patriotismo así lo dicta.

Recientemente, el mercado de la enseñanza del español está creciendo y lo sé, lo sé (no tienen que repetírmelo) hay muchísima gente metida en este asunto que no tienen ni vocación ni conciencia por este trabajo, simplemente llegan a leer un libro frente a los estudiantes, hacen un par de preguntas y confirman la memorización de los verbos – me da mucha pena.

En mi clase (y sépanlo que estoy muy lejos de ponerme como ejemplo) hemos visto fotos de todos los países hispanohablantes, mis estudiantes conocerán de Guatemala lo que conocen de Uruguay o Guinea Ecuatorial, casi nada.  Y no porque su profe se avergüence de su terruño, en lo absoluto.  No voy a vender mi imagen como la única, para enriquecer la clase cada estudiante prepara pequeñas presentaciones sobre un país hispanohablante, frases coloquiales, fiestas, hemos escuchado los “dejos“.  Y aún así creo que no le hago suficiente justicia al asunto.  Somos una mezcla de culturas, acentos y colores.  Aunque no lo queramos aceptar estamos metidos en la misma madeja y deberíamos tomar eso como una ventaja de enriquecimiento cultural y lingüístico, no como una pauta para exclusión.

Me duele y me llena de muchos sentimientos negativos el hecho de que privemos a la gente de conocernos como región, como cultura HIS-PA-NA.  Esta semana he escuchado dos frases que me hicieron volverme a rasgar las vestiduras…

“profe yo aprendí español en Latinoamérica pero el profesor me obliga a usar vosotros”

“pero si vas a enseñar español, claro que tienes que enseñar el de España” 

“México tiene la población más grande, nuestros doblajes son mejores”

“es que tú eres de Latinoamérica, no hablas español …”

Yo he tenido estudiantes que aprenden sus niveles iniciales con profesores españoles,  argentinos y/o mexicanos y nunca intento cambiar su pronunciación ni forma de hablar, por el contrario me esfuerzo un poco en pronunciar la Z en paz, caza, zorro, terraza y calabaza; en el caso de España, la “sh” y el “che” en el caso argentino y el cantadito mexicano.  Leo más sobre datos curiosos de sobre esos lugares y ya, el tren sigue su marcha.

Tengo muchos colegas y amigos españoles, mexicanos, peruanos y colombianos muy queridos con quienes da gusto trabajar y compartir la vida.   Solamente les ruego que intentemos no seguir con esa historia de nunca acabar, dimes y diretes – que yo soy mejor y tú no tanto.  Demos una imagen global, la de la Ñ, del idioma que usa signos de interrogación y admiración al inicio y al final, el idioma que se habla en más de 22 países como oficial,  donde se juega bien futbol, donde la gente es alegre y cálida, la cultura que trabaja para vivir y no vive para trabajar, que saluda y despide de beso, que cuenta con una de las mejores destinos turísticos y gastronómicos a nivel mundial.

Invito a los profesores latinos a interesarse más por España y a los compañeros españoles a abrir un poco más su corazón para los que estamos del otro lado del mundo.

2 comentarios en “La profe LATINA de ELE

  1. ToOruñita dijo:

    B-R-A-V-O
    No hay nada más que decir, en coreano lo diria q es como el 사이다! Porque esto ha estado en mis adentros!! Y más los últimos meses por lo que mis amigos me empiezan a ver como bicho raro, de cabeza a pie o con una cara de asco total cuando digo una palabra que no es tan común aqui..GRACIAS por expresarte de la manera más sofisticada y perfecta!! …espero q les sirva a la gente para que reflexione un poco

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s