Camina nuestra abuela – Ходить наша бабушка

Recientemente, en la red anda circulando un video de una niña ucraniana que recita el poema “Camina (nuestra) abuela” de la escritora Haikina, Dora Grigorevna – Хайкина, Дора Григорьевна  (1913-2006) en el concurso “Buscando talento – Ucrania” que me encantó.  No pude resistir el compartirlo con ustedes, me tome la libertad de adaptarlo, ya que hay cosillas que se dan por entendidas en el idioma original y no suenan tan bonitas cuando se traducen.

Supongo que la mayoría de los nietos haríamos lo que estuviera a nuestro alcance para devolverles la fuerza a nuestros abuelos y disfrutar más de ellos.  Este post está dedicado especialmente a mis abuelos y a todos los abuelos en general. 

Aunque compartí muy cerca solo con una de mis cuatro abuelos, los recuerdos que tengo de ellos y con ellos están intactos y frescos.  Sé que lo que vivimos juntos sucedió hace mucho tiempo, pero al cerrar los ojos huelo aromas, veo colores, sonrisas y oigo voces como si fuera real.

Los abuelos (siempre) sacan dinero de donde no hay para comprar los regalitos en los cumpleaños (yo recibía ropa interior je,je,je), en la casa de ellos la comida parece más rica, las sábanas de la cama más calientas, el tiempo pasa más lento y sentimos que jugamos una eternidad.

De mis abuelos, de los hombres, recuerdo uno de ellos que me pelaba naranjas cada vez que llegaba a su casa. Sacaba su navaja roja, que siempre llevaba en el pantalón y sobre una hoja de periódico iba cayendo el montón de cáscaras como gusanos largos. Este abuelo trabajaba en construcción, tenía un cuarto lleno de instrumentos, de cosas interesantes y en escondidas de la abuelita entraba ahí y miraba todo; cuando me pedía que lo acompañara a hacer alguna diligencia el premio era un dulcísimo helado de leche. En cambio, el otro abuelo nos contaba historias en las cuales él era el super héroe de la aldea, montando su caballo con una máscara, por las noches recorría los caminos en busca de los malvados villanos para darles su merecido, le gustaba mucho comer “chirmol” (salsa de tomate) pero no de tomate hervido sino de tomate asado.

En cambio con las abuelas… una de ellas vivía (muy) lejos y desde que nací sin falta, sin que yo me enterara (porque no lo supe hasta mucho tiempo después, por cuestiones de la edad) me enviaba telegramas para mi cumpleaños. A ella la asocio con limonadas frescas, café ralo ralo con pan dulce, el olor de carne azada por las mañanas y con hornear pan.  Era una mujer muy guapa, de rasgos finos, delgada, tenía el pelo larguísimo, negro ahumado aunque casi nunca lo usaba suelto, muy trabajadora y madrugadora.

Con la otra abuela viví mis primeros tres años y posteriormente los fines de semana, hasta casi finales de la escuela primaria. Ella era como la típica abuela de los cuentos, el pelo blanco blanco, con pancita y comelona de golosinas.  A ella, la asocio con el pan tostado con queso derretido, el olor de la mantequilla derretida antes de freír los huevos, el agua caliente de la ducha, visitas a mercados pequeños y baratas de telas.

 

woman-1031000_960_720

 

Ходит наша бабушка, Палочкой стуча.

Camina (nuestra) mi abuela, suena su bastón.

Говорю я бабушке: Вызови врача!

Le digo a mi abuela: ¡Llama al doctor,

Даст тебе лекарства. Станешь ты здорова!

te dará medicina y te pondrás mejor!

Если будет горько, Что же здесь такого?

Si esta fuera amarga ¿qué problema hay?

Ты потерпишь чуточку, А уедет врач,

Te aguantas un poquito y el doctor se irá.

Мы с тобой на улице, Поиграем в мяч!

¡(Nosotros) contigo en la calle, jugaremos a la pelota,

Будем бегать, бабушка, Прыгать высоко!

correremos, abuela saltaremos alto!

Видишь, как я прыгаю? Это так легко!

¿Ves como salto, yo? ¡Tan fácil que es!

Улыбнулась бабушка: Что мне доктора?

Se sonríe mi abuela: ¿Para qué necesito un doctor?

Я не заболела, Просто я стара!

Yo no estoy enferma, solamente envejecí.

Просто очень старая, Волосы седые.

Simplemente estoy muy vieja, con cabellos grises.

Где-то потеряла я Годы молодые.

En algún lugar yo perdí mi juventud (mis años jóvenes).

Где-то за огромными За лесами тёмными,

En algún lugar, detrás de inmensos bosques oscuros,

За горой высокою, За водой глубокою.

de altas montañas y de profundas aguas.

Как туда добраться, Людям неизвестно…

La gente desconoce cómo llegar hasta allá.

Говорю я бабушке: Вспомни это место!

Le digo a mi abuela: ¡Recuerda dónde está ese lugar!

Я туда поеду,Поплыву, пойду!

Yo iré hasta allá, nadaré, caminaré.

Годы молодые Я твои найду!

Tu juventud (tus años de joven) yo encontraré.

Video original Ходить наша бабушка

4 comentarios en “Camina nuestra abuela – Ходить наша бабушка

  1. Abuelita dijo:

    El poema me encantó, pero como nunca conocí a mis abuelos no he podido conectarme con esos sentimientos. Leer ésto más bien me hace preguntarme cómo habrían sido esos momentos con los abuelos o cómo fueron mis abuelos _ 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s