No existe

Aunque me lo jure y perjure, me traiga un certificado de nacimiento sellado, con testigos y venga acompañado de un abogado, le repito que usted no existe.

¡Sí! usted no existe, así como lo oyó.

No porque no quiero que viva. ¡Al contrario!

¿No lo ha notado? Usted existe gracias a mí.

Yo le doy vida, porque como usted se ha empeñado en vivir viendo hacia otro lado, lo cree en mis pensamientos, es un producto de mi imaginación.

De años de ensueño e imágenes borrosas de nostalgia impostora.

Le insisto, usted solamente existe en mis historias ficticias y amores inventados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s