Cita

Jeremías 29:11

Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar.

Anuncios
Imagen

ностальгия

Amigos, lugares de ensueño, historias de reinas pomposas, reyes terribles, palacios, algodón cayendo del cielo, tazas de té humeantes, bufandas y gorros, árboles multicolores, teatros, pan negro, policías altos y grandes, barbas, anchura, estaciones de metro como museos, azúcar mucha azúcar, historia, guerra, desfiles, lácteos diversos, abuelitas regañonas, revolución, borsh, romanticismo, grandeza, pasar desapercibida, frío, pueblecitos, pepinos, catedrales, salchichón y queso, cielo gris, abrigos negros, blinis, fiesta, papas y repollo, imperio, orgullo, dureza, belleza, carruajes tirados por caballos, ebrios, pocos niños, lejanía, uniformes verdes, ojos celestes casi transparentes, arte, noches blancas, pelmeni, monasterios, girasoles, tren … NOSTALGIA

En el mes de las fiestas patrias

 

Eduardo Villalobos

Pienso en la vida de nuestros pobres, en sus enormes necesidades. Los he visto en las madrugadas, rumbo al trabajo, haciendo colas en los hospitales, muriendo de infecciones comunes, con hijos desnutridos que apenas pueden aprender un par de cosas en la escuela, cuando pueden ir.

Los he visto llorar de rabia y de impotencia. Los he visto enterrar a sus muertos. Los he visto endeudados, humillados, explotados, tachados de huevones, de shumos, de choleros. Hay gente que los trata de vos (ese voseo chapín con que los patrones tratan a sus subordinados) porque les tiene desprecio. Hay gente que no se sentaría con ellos a comer o a escuchar sus penas, sus necesidades y por supuesto tampoco les daría un trabajo, uno digno, uno que les permitiera desarrollarse como individuos.

Pienso en ellos y en cómo a lo largo de nuestra historia se les ha hecho invisibles, se les ha excluido, se les ha matado, se les ha negado el derecho a una vida mejor.

Ellos han puesto siempre el dolor. Y nosotros volteamos apenas la cara.

El manifestante de la fotografía (que se me ha perdido en el time line), lleva una playera que dice: NUNCA MÁS SIN NOSOTROS.

Y pienso que si queremos algún día despertar en un mejor país, uno donde sea posible vivir en paz, con seguridad y con justicia, todos, absolutamente todos los guatemaltecos, incluidos y sobre todo los más favorecidos, debemos utilizar esta frase como una legítima bandera, como un auténtico escudo patrio, como un himno verdadero sobre el cual jurar la luz del futuro.

Sigue leyendo

Minientrada

Llueve

No poseo derechos de autor sobre este poema. Fue un regalo (con un par de versos diferentes) en 2013. Lo encontré porque quería releerlo y creo que es oportuno compartirlo.  Es una muestra de lo misterioso que es el corazón del ser humano, hoy sí y mañana no, muda con mucha facilidad … “las palabras se las lleva el viento” es un verdad (verdadera).   Sigue leyendo

Fue solo nuestro pero se acabó

Aunque suene a corta venas me encanta, podría ponerle nombre y apellido a esta historia que pareciera que sí se terminó y nos dejamos… pero sé que la vida da vueltas y a que nos vemos un día de estos a la vuelta de la siguiente cuadra o cuando sea inevitable salir del escondite secreto. Solo es cuestión de tiempo …

Infancia no acompañada

Esto es un desahogo personal y un intento de levantar la voz en favor de los pequeños.

La infancia a lo largo de la historia de la humanidad ha sido la gran víctima en todos los aspectos de la vida. Desde los estudios, teorías de desarrollo infantil hasta la aplicación de leyes y urbanización de las ciudades.  Nos enfrentamos a un futuro incierto en todas las esferas de la sociedad porque en el pasado no supimos, no quisimos, no deseábamos hacer lo que verdaderamente es importante y correcto – amar y educar a nuestros niños.

Sigue leyendo

Mírame

Hace unos meses escuché por primera vez a la colombiana Marta Gómez y me encantó su voz y la sencillez con la que interpreta su música.  Al escuchar su canción Mírame recordé que tenía unos borradores de febrero de 2016, y hoy los comparto.

He escuchado muchas historias de personas que se quedaron a la espera del cumplimiento de la promesa de un ser querido con quien había planes y sueños de futuro,  porque son cosas que nos pasan a todos.

Sigue leyendo

Lealtad con uno mismo

Estos días me desafié a empezar algo que antes ni lo hubiera imaginado, rápidamente se han levantado los poderes “oscuros” de la envidia, la competencia y la sombra de los que se creen tener derecho porque siempre han gozado de privilegios, y han querido intimidar.  Hoy me topé con este poema del brasileño Mario Andrade (1893-1945) y me sacó una sonrisa y lo sentí como una palmadita en la espalda. Sigue leyendo

Mi dosis de guatemaltequidad

Dedicada a todos aquellos que han dormido en el intento de llegar arriba, dejándolo todo, sabiendo que muchas veces no habrá regreso. A todos aquellos que han salido porque no encuentran otra salida.

Como me dijo alguien un poco despectivamente hace ya varios años “Oruga, pero ¡¿qué guatemalteco no tiene familiares en los Estados?! (porque ella no los tenía).
Sigue leyendo

Carta a Blancanieves y Cenicienta

Está de moda hablar de identidad de género, identidad sexual y orientación sexual.  Yo quiero enfocarme más en los modelos y/o héroes que rodean a nuestras niñas y por medio de los cuales interiorizan actitudes, comportamientos y hasta patrones de conducta.

He leído gran cantidad de blogs y me aterra a veces los comentarios de los padres “las princesas son lindas, son un ejemplo para las chiquitas, para que se cuiden, coman sano y sean femeninas” En una página en donde dibujaron a las princesas con curvitas, tallas reales M, L y XL llovieron la críticas “qué feitas” “con esas piernas tan gruesas no se ven bien” “se ven desproporcionadas” – pero yo me pregunto o ¿es que todas las mujeres tenemos cintura de alfiler? ¿y debemos todas vernos y comportarnos así?

El bombardeo de los medios de comunicación es tenaz y aplastante, nos ilustran vidas que distan muchísimo de ser reales, nos esclavizan a estereotipos que al final del día terminamos aceptando como algo “normal” y hasta natural. En el caso de los niños, la información entra cruda y directa, no hay filtros para clasificación de lo que me es beneficioso, engañoso o destructivo.  Así que, veamos con otros ojos algunas de las historias clásicas que han conquistado el mundo.  Sigue leyendo

Camina nuestra abuela – Ходить наша бабушка

Recientemente, en la red anda circulando un video de una niña ucraniana que recita el poema “Camina (nuestra) abuela” de la escritora Haikina, Dora Grigorevna – Хайкина, Дора Григорьевна  (1913-2006) en el concurso “Buscando talento – Ucrania” que me encantó.  No pude resistir el compartirlo con ustedes, me tome la libertad de adaptarlo, ya que hay cosillas que se dan por entendidas en el idioma original y no suenan tan bonitas cuando se traducen.

Supongo que la mayoría de los nietos haríamos lo que estuviera a nuestro alcance para devolverles la fuerza a nuestros abuelos y disfrutar más de ellos.  Este post está dedicado especialmente a mis abuelos y a todos los abuelos en general.  Sigue leyendo

El sobre

Apareció  en mi chat de Facebook el mensaje de un colega, y me dice:

“Tan pronto como te sea posible ven a la oficina porque al jefe del departamento de asuntos administrativos le urge hablar contigo, dice que desde hace días llegó un sobre del pago de impuestos que está a tu nombre; ¡prepárate!” Sigue leyendo

Mi propósito de vida – CAMINAR

La mayor parte del vecindario estaba dormido y en silencio. Yo, como cada martes y jueves esperando el primer bus para ir a trabajar; no eran ni las 6 de la mañana y del otro lado de la calle una mujer iba corriendo como si la vida se le esfumara.

¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté,
puede añadir una hora al curso de su vida?
Mateo 6:27

Sigue leyendo

La tía Oruga

Basado en y adaptado de La tía Daniela de Angeles Mastretta. Cuento publicado en su libro “Mujeres de ojos grandes”.  Al leerlo me sentí muy identificada y me causó mucha gracia, me reí conmigo y de mi misma. Ya que antes me parecía imposible que se sufriera tanto por alguien que lo despreciaba a uno, (¡jak, por favor! pensaba yo) hasta que la escupida me cayó en la cara.  Reconocí que sí, que el amor enferma, duele, hiere y hasta parece que mata.  Y aquí les va mi “auto-historia” …

Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, si halláis a mi amado,

Que le hagáis saber que estoy enferma de amor.

Cantares 5:8 Sigue leyendo